7 de agosto de 2007

Descuento por votar (con pilón)

El abstencionismo en México siempre ha sido un problema. Nos quejamos de que las cosas no están bien pero ¿cuántos de nosotros vamos a votar? Yo he votado en las elecciones federales desde que tengo mi credencial, pero no en las estatales debido a mi decidia. Mi credencial de elector sigue siendo la misma que saqué cuando tenía 19 años. Ya tiene 10 años la maldita.Supuestamente uno debe actualizar sus datos y registrarse cada vez que se cambia de domicilio. A lo mejor estando en la misma ciudad no es tan grave, pero ya al cambiar de ciudad, o de estado, sí se vuelve más crítico.

Este pasado Domingo fueron las elecciones de Gobernador, Presidentes Municipales y Diputados en Baja California. Me apendejé y nunca se me ocurrió actualizar mi credencial. Primero que nada porque es una hueva ya que sólo abren de Lunes a Viernes y en horas que uno tiene que trabajar (o eso creo, a lo mejor hasta abren los Sábados y yo ni enterado) y segundo porque el factor web.a siempre está presente.

Mi papá siempre le ha dicho a sus empleados que si votan, les compensa con una parte significativa del sueldo de un día. Nunca les dice por quien votar, siempre ha respetado a los demás, pero le funciona bien a él y a sus socios. Cuando hay elecciones, el que tenga el dedo manchado, recibe dinero en su próxima quincena, así de sencillo.

De todas las pendejadas que vi que Hank proponía y decía, esta fue una de las cosas sensatas que lo vi decir (debería decir escuchar pero lo vi porque lo leí en el periódico). Hank le pedí a los empresarios que premiaran a los empleados que votaran el domingo.

Los empresarios de este café fueron más allá de eso, premiaron a los clientes que votaron al darles un descuento. 10% no será mucho, pero es algo, y te haría sentir bien al saber que algunos de tus compatriotas (no se me ocurre otra palabra más relajada) valoran tu participación en la democracia.



Bien hecho por el "Café del Mundo".

Lo curioso de todo esto, es que el anuncio estaba pegado en la vitrina de la taquilla del cine que está en la misma plaza que uno de estos cafés, pero el cine no ofrecía descuento. No le hubieran perdido tanto, los niños ni votan.

A final de cuentas, esta elección hizo que mucha gente despertara. De haber votado un 36.64% en la elección de Gobernador del 2001, y un 33.42% en la elección para Presidente Municipal en Tijuana en el 2004, ahora hubo 41% de participación. Nada mal si se toma en cuanta que en 6 años la población de la entidad debe haber aumentado bastante. Lo mejor de todo es que a pesar de que todo mundo creía que Hank iba a ganar, al final los votantes hicieron saber que no lo querían a él como Gobernador y tampoco querían a su partido en la Presidencia Municipal, a pesar de que el contrincante no era el mejor candidato.


Según el PREP, con 91% de votos computados, la diferencia fue de 7%

Hank dice que el abstencionismo fue lo que le costó la derrota. Yo creo que más bien fue que la gente no lo quería. En las casillas donde él y su esposa votaron, la oposición recibió 3 veces más votos que su propio partido.

Tijuana está de fiesta. Hank ya no es parte del gobierno. Yo también estoy contento. Para haberse presentado como alguien "con pantalones", mostró su verdadero valor al dejar plantada a la prensa y esconderse cuando vio que iba perdiendo el Domingo. Hasta hoy martes apareció para aceptar que había sido derrotado. Que bueno que no le tiembla la mano.

1 comentario:

Jorge dijo...

Y gracias por recordar que doy gratificacion a los empleados, esto lo hago desde hace 25 años !!!